Top Peliculas

Perdida
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…

Calificacion 7,3
Género:

Intriga/ Thriller

País: USA
Duración: 149 min.
Año: 2014
Director: David Fincher
Reparto:
Ben Affleck, Rosamund Pike, Neil Patrick Harris, Tyler Perry, Kim Dickens, Patrick Fugit, Carrie Coon, Missi Pyle, Kathleen Rose Perkins, Scoot McNairy, Sela Ward, Emily Ratajkowski, Lee Norris, Casey Wilson, Lyn Quinn, Lola Kirke, David Clennon, Lola Kirke
Latino Castellano Castellano 2 Latino 2 Trailer

Perdida

Gone Girl

El día de su quinto aniversario de boda, Nick Dunne (Ben Affleck) informa que su esposa Amy (Rosamund Pike) ha desaparecido misteriosamente. Pero pronto la presión policial y mediática hace que el retrato de felicidad doméstica que ofrece Nick empiece a tambalearse. Además, su extraña conducta lo convierte en sospechoso, y todo el mundo comienza a preguntase si Nick mató a su esposa… Adaptación del best-seller “Perdida”, de Gillian Flynn. Perdida

Critica:

“Perdida” es una película de Alfred Hitchcock desarrollada en pleno siglo XXI, con todo lo bueno que eso conlleva y las pocas pegas que se le puede poner a una película anacrónica, en cierta medida, si bien se las ingenia para ser actual y rabiosamente moderna. Para poder explicar todo esto tendré que entrar en ligeros spoilers, por lo que si no habéis visto el film os recomendaría dejar de leer aquí. Tampoco serán muy graves, porque no es una película ‘con sorpresa’: lo importante es el desarrollo y lo que se puede leer entre líneas. Dicho lo cual, partimos de la base de que tenemos a un hombre que tras anunciar a la policía la desaparición de su mujer termina siendo acusado de su asesinato. La serie de pistas dispuestas por el escenario apuntan a este giro, pero todo cambia al ponerse fin al primer acto de la película. En éste, habíamos visto cómo día tras día el personaje de Affleck (Nick Dunne) se iba desmoronando, y en paralelo, siempre en momentos de sueño o reposo, los huecos se rellenaban con flashbacks del diario de su mujer Amy (excelentemente interpretada por Rosamund Pike). Terminado el primer acto se sucede el milagro: ni desaparecida ni muerta, está vivita y coleando. Fincher desmonta el cine de Hitchcock y su “Psicosis” no matando a la protagonista, sino resucitándola. Al mismo tiempo, establece a un falso culpable. Tenemos una película ‘hitchcockiana’ sobre la mesa. Pero la cosa sigue.

El film evoluciona, como hasta entonces, mostrando en paralelo las andanzas de Nick y de Amy. Vemos en el pasado cómo el matrimonio a priori perfecto es una manzana llena de gusanos, nunca podemos distinguir entre lo real y lo ficticio desde que conocemos el perfil de la mujer, manipuladora y calculadora, pero no importa: lo llamativo es el proceso. Cómo las normas se trasgreden en favor del espectáculo, de crear un castillo de naipes que sabemos que acabará cayendo pero no en qué circunstancias. Inteligentemente la película había dispuesto las pistas, como Amy hace con Nick, y fuera de la pantalla el juego de ir enlazando unas cosas y otras se sucede con total naturalidad. No es un film laberíntico pero sí uno juguetón, que se regodea en su capacidad para generar tensión con detalles mínimos. Es una delicia, dicho de otra forma. Independientemente de lo bien que esté realizado (que lo está, Fincher es uno de los más grandes realizadores en activo, y se nota), musicalizado (ídem) y en general facturado, lo que me intriga de la película es su guión. Cómo apunta a tantas cosas (el matrimonio, el relato criminal, la investigación, etc.) sin que la cosa parezca forzada. Todo respira, todo interesa, incluso cuando conocemos el misterio y lo verdaderamente interesante es descubrir, ahora sí, cómo acabará la cosa.

Y llega el tercer acto. Amy -no diré cómo- regresa. Nick queda exculpado pero sabe toda la verdad. Su mujer está como una puta cabra, es dominante, y él es un hombre normal; un ‘falso culpable’. De lo único que puede ser culpado Nick es de haberse enamorado de la chica equivocada y permitirle tomar las riendas de la situación. El tramo final destapa la mierda que hay tras las sonrisas y los abrazos, y mete una hostia importante a los medios de comunicación como verdaderos culpables de muchos de los males que azotan nuestro día a día. No veía a un Fincher tan cercano al humor incómodo, a la denuncia, desde “El club de la lucha”. Aquí de forma mucho más fácil y directa, todo sea dicho, pero igualmente es efectivo, como lo era aquella joyita llamada “Todo por un sueño” de Gus Van Sant. “Perdida” es una película de Hitchcock hecha en 2014, una historia atemporal sobre fantasmas, un film de intriga modélico que se mira no sólo en el ‘maestro del suspense’ sino en todas esas ficciones que han levantado un personaje femenino extraordinario. Pienso en que este guión, con una Bette Davis o Gloria Swanson, habría sido una cosa espectacular. Y lo más alucinante de todo es que Rosamund Pike está a la altura, excelsa, levantando una creación brillante y tridimensional. Tenemos aquí una gran película, en resumen, que recomendaría a cualquiera que quiera invertir su dinero en un viaje de dos horas y media que se pasan en un verdadero suspiro.


¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"