Nerve, un juego sin reglas

Nerve, un juego sin reglas

¿Aceptas el desafío? Jul. 27, 2016 US. 96 Min. PG-13
Tu voto: 10
9.2 62 votos
¿Sucedió algo?

Video trailer

Director

Reparto

Sinopsis

La trama es una adaptación de la novela de Jeanne Ryan, en donde una joven (Emma Roberts) a punto de ingresar a la universidad decide participar en un juego de verdad o reto a través de internet, donde todos sus pasos y actos son vistos y manipulados por una comunidad anónima de hackers. Ella termina compitiendo junto a un misterioso extraño (Dave Franco), pero el juego comienza a tomar rumbos siniestros y a volverse cada vez más peligroso.Nerve, un juego sin reglas

Critica:

¿Conoces Black Mirror? Pues nada que ver. Y es una pena, porque el punto de partida de Nerve es -salvando muchas distancias- similar. Pero el desarrollo de la idea es un fracaso. Un mundo donde las tendencias de la sociedad de las redes y el mundo virtual se llevan al extremo. En este caso en la forma de un juego que invita a los protagonistas a ser espectadores o participantes, superando retos a cambio de dinero. No conozco el libro original, pero lo que sí parece evidente es que los guionistas han pecado de conformismo. Una vez que consiguen tener un hilo conductor, no se esfuerzan por darle demasiada coherencia, ni mucho menos profundidad. El resultado es una ensalada de muchos productos que casan mal.
De lo “mejor” (o al menos salvable):
1) Es cine de adolescentes que no quiere disimularlo. Para ello utiliza todos los ingredientes necesarios: pareja de actores con atractivo (que no con grandes dotes interpretativas); diálogos cargados de tópicos; buena banda sonora. En ese sentido, a muchos adolescentes les encantará.
2) El comienzo, con la descripción gráfica de lo que es estar constantemente conectados saltando de unas aplicaciones a otras desde la propia habitación.
De lo peor:
1) El papel de Juliette Lewis. Un rol insignificante, irrelevante y absurdo.
2) El cada vez más habitual recurso de convertir a cualquier pelele en un hacker que tiene contactos con los piratas más hábiles de Internet (deberíamos hablar del síndrome de Lisbeth Salander)
3) La falta de coherencia mínima de escenarios
4) El pretendido tono épico-moral de las moralejas finales.

Vamos, que si tienes 13 años, te sobra dinero y no tienes otra cosa que hacer, pues vete a verla. Si tienes más de 20, te sobra el dinero, no tienes otra cosa que hacer y vas sin ninguna pretensión salvo pasar el rato, también. Si no, no te líes.

Título original Nerve
Calificación de IMDb 6.6 70,128 votos
Calificación de TMDb 7 1401 votos

Títulos similares