El puente de los espías

El puente de los espías

En un mundo en el umbral de la diferencia entre la guerra y la paz fue un hombre honesto. Oct. 15, 2015 IN. US. DE. 141 Min.
Tu voto: 0
9.4 11 votos
¿Sucedió algo?

Video trailer

Director

Reparto

Tom Hanks isJames B. Donovan
James B. Donovan
Mark Rylance isRudolf Abel
Rudolf Abel
Amy Ryan isMary Donovan
Mary Donovan
Alan Alda isThomas Watters Jr.
Thomas Watters Jr.
Sebastian Koch isWolfgang Vogel
Wolfgang Vogel
Austin Stowell isFrancis Gary Powers
Francis Gary Powers
Billy Magnussen isDoug Forrester
Doug Forrester
Edward James Hyland isChief Justice Earl Warren
Chief Justice Earl Warren
Stephen Kunken isWilliam Tompkins
William Tompkins

Sinopsis

El puente de los espías Década de los 60. Estados Unidos y la Unión Soviética se encuentran en plena Guerra Fría. El 1 de mayo de 1960 un avión espía americano fue derribado por el ejército enemigo cuando sobrevolaba territorio soviético. Sorprendentemente, el piloto, Francis Gary Powers, logra escapar gracias a su paracaídas. Cuando ya se creía a salvo, es capturado por los rusos. El abogado James B. Donovan (Tom Hanks, ‘Al encuentro de Mr. Banks’) es el encargado de negociar la liberación del soldado. El puente de los espías

Critica:

Tan lejano y, sin embargo, tan cercano. Cuando el mundo se dividía como un tablero de ajedrez, bastaban dos colores para poder prever cada movimiento o para poder defenderse de los ataques de los enemigos. Todo se reducía a piezas intercambiables, estrategias disparatadas, faroles atroces y añagazas de cara a la galería. Turbiedad diáfana, todo embarrullado pero previsible, todo sangrante pero acotado. Hemos perdido quizás la noción de lo feroz y despiadada que fue la Guerra Fría, pero podría hasta parecer que la añoramos en este mundo actual que habitamos, donde los peligros acechan inmisericordes a la vuelta de la esquina, con rostros que se pierden entre la muchedumbre.

Volver atrás es encontrar un caos ordenado, un patrón tras la vorágine, un esquema invisible que lo controlaba y estructuraba todo. Y aquí es donde echa fructíferas raíces esta última obra de Spielberg, posiblemente un homenaje involuntario a un tiempo pasado que no fue tal vez mejor, pero fue a buen seguro más diáfano, más predecible, más llevadero dentro de su terca e inhumana gravedad. La ideología puede ser una excusa ponzoñosa, una argucia nociva, una careta circunstancial y permutable, pero si se pierden de vista los valores y motivaciones que subyacen, se puede caer en el juego desalmado de estratagemas donde las personas carecen de valor y son meras marionetas al albur de las potencias.

Aquí estamos ante una apasionante película clásica tanto en su fondo como en su forma. Pocas veces Spielberg ha alcanzado una perfección estilística tan encomiable como en este caso: solidez narrativa, ausencia de trucos malabares, carencia de efectismos visuales avasalladores, todo discurre con un tempo parsimonioso, medido, firme, inapelable, como el destino mismo, sin alarde de efectos especiales ni cortinas de humo con las que tener que maquillar carencias o incongruencias del guión… Su clima, su tono, su aroma, su textura, todo remite al cine clásico e ilumina y da frondosidad al retrato de los personajes que presenta en una trama de espionaje a la antigua usanza. Hay buenos y malos y las fronteras son reconocibles y tajantes. El que esté inspirada en hechos reales es lo de menos: su logro real es alcanzar la perfección en el mundo que presenta y recrea.

Posiblemente estemos ante una de las mejores cintas de Spielberg, a la altura de lo mejor de su tan admirado David Lean. Brillante y contenida, cálida y envolvente, llenando de esplendor una época estancada en el fango y la indignidad. Una delicia.

Título original Bridge of Spies
Calificación de TMDb 7.2 2651 votos

Títulos similares