Death Race: La carrera de la muerte

Death Race: La carrera de la muerte

Prepárate para una carrera de muerte Aug. 22, 2008 GB. US. DE. 111 Min.
Tu voto: 0
9 14 votos
¿Sucedió algo?

Video trailer

Director

Reparto

Jason Statham isJensen Ames
Jensen Ames
Joan Allen isWarden Hennessey
Warden Hennessey
Tyrese Gibson isMachine Gun Joe Mason
Machine Gun Joe Mason
Natalie Martinez isElizabeth Case
Elizabeth Case
Max Ryan isPachenko
Pachenko
Jason Clarke isGuard Ulrich
Guard Ulrich
Justin Mader isTravis Colt
Travis Colt

Sinopsis

En un futuro próximo. Una penitenciaría atestada de presos inspiró a los carceleros para crear un pasatiempo tan cruel como lucrativo. Presos capaces de todo, un público global hambriento de violencia televisada y un ruedo espectacular se unen en DEATH RACE. El tricampeón de velocidad Jensen Ames (Jason Statham) es todo un experto a la hora de sobrevivir en el desértico paisaje en el que se ha convertido el país. Cree haber cambiado de vida, pero el ex convicto es acusado de un terrible crimen que no ha cometido. La directora de Terminal Island (Joan Allen) le obliga a ponerse la máscara de Frankenstein, un favorito del público al que parece imposible matar, y le da dos opciones: competir o pudrirse en una celda. Con el rostro escondido detrás de la máscara metálica, el preso deberá sobrevivir a los tres días más terribles de su vida, enfrentándose a los peores criminales procedentes de las cárceles más duras del país si quiere salir libre. Death Race: La carrera de la muerte

Critica:

Death Race” se basa en un pésimo film que Paul Bartel rodó en 1975, “Death Race 2000”. Paul W.S. Anderson ha cogido el film de Bartel y le ha dado continuidad en el tiempo. En el original David Carradine interpretaba Frankenstein, un piloto de coches que competía en una carrera de coches a muerte. Su máximo rival era Machine Gun Joe Viterbo (Sylvester Stallone).

Ahora se ha cambiado el film y la historia comienza con la última carrera de Frankenstein. En la actualidad las carreras se hacen en prisión y se televisan con unos resultados de audiencia asombrosos. Igual que en el film del ’75, el rival de Frankenstein es Machine Gun Joe (Tyrese Gibson) quien se carga a Frank. Ante esta situación, y ocultándolo a los televidentes, Hennessey (Joan Allen), la máxima responsable de la carrera, decide buscar un sustituto para Frankenstein para suplantar su identidad sin que nadie se de cuenta. El sustituto será Jensen Ames (Jason Statham).

El film de Anderson es una burrada inmensa, pero lo cierto es que es entretenida. “La carrera de la muerte” es infinitamente superior a su antecesora. Aquella era igual de burra, pero además era cutre y aburrida. La de Anderson es pura acción marca de la casa, un producto hecho para entretener sin más pretensiones que las de hacerte pasar un buen rato. Jason Statham está en su línea, es un buen actor de acción y lo demuestra en todos sus films. Otro de los atractivos del film es ver a Ian McShane, un actor que ha cautivado a medio mundo con su interpretación de Al Swearengen en “Deadwood”.

No hay que esperar mucho más de “La carrera de la muerte”, es simplemente una película burra, llena de acción y suficientemente entretenida como para evadirte un buen rato del mundo.

Vamos a ver, seamos honestos con nostros mismos, si el título de la película es “La carrera de la muerte” podemos hacernos una pequeña idea de lo que nos vamos a encontrar, pero si a ésto le sumamos que el protagonista es el mismo caballero que anteriormente ha interpretado personajes como Frank Martin o Chev Chelios pues ya sabemos lo que nos vamos a encontrar y efectivamente no es un drama shakesperiano…

La acción se sitúa en un futuro cercano. Jensen Ames (Jason Statham) es encarcelado por un crimen que no ha cometido, su destino es la prisión de Terminal Island, en la que se corre la carrera de la muerte, un nuevo y lucrativo espectáculo en el que los presidiaros compiten a bordo de unos automóviles que han sido “tuneados” para convertirlos en tanques con forma de Mustang. Cargados de armas (Ametralladoras, Napalm,…) y con cristales y defensas antibalas, el cometido de los pilotos es llegar a la meta de primeros, llevandose por delante a cuantos pilotos rivales les sea posible… Y eso es todo, no espereis más, acción desenfrenada, casquillos de bala, goma quemada, explosiones continuadas, mujeres preciosas, una mala muy mala y un bueno que sólo debe salir del gimnasio para rodar sus pelis, y punto, no hay más.

Es una película entretenida cuya única pretensión es entretener y sin duda lo consigue, gracias sobre todo a unos efecto especiales más que correctos y a un ritmo frenético, que no deja tiempo para desviar la vista de la pantalla (Dios no lo quiera, pero si lo haces te puedes perder alguna explosión), si te apetece una película ligerita para esta noche aquí tienes una buena elección.

Título original Death Race
Calificación de IMDb 6.4 178.918 votos
Calificación de TMDb 6 1394 votos

Títulos similares