Ciudades de papel

Ciudades de papel

Jun. 18, 2015 US. 109 Min.
Tu voto: 0
8.4 12 votos
¿Sucedió algo?

Video trailer

Director

Reparto

Nat Wolff isQuentin Jacobsen
Quentin Jacobsen
Cara Delevingne isMargo Roth Spiegelman
Margo Roth Spiegelman
Austin Abrams isBen Starling
Ben Starling
Halston Sage isLacey Pemberton
Lacey Pemberton
Cara Buono isConnie Jacobsen
Connie Jacobsen
Meg Crosbie isRuthie Spiegelman
Ruthie Spiegelman
Caitlin Carver isBecca Arrington
Becca Arrington

Sinopsis

Quentin Jacobsen ha pasado toda su vida amando en secreto a la aventurera Margo Roth Spiegelman. Así que cuando ella rompe una ventana y entra en su vida disfrazada de ninja y reclutándole para una misión de venganza, él le sigue sin dudar. Después de que la noche que han pasado juntos termine y el día comience, Q llega al colegio para descubrir que Margo, que siempre ha sido un enigma, ahora es un completo misterio. Pero Q descubre que hay pistas y que son para él. Andando por un camino sin conexión, cuanto más cerca está, menos ve de la chica que él creía que conocía. Ciudades de papel

Critica:

No sé muy bien por qué decidí ver esta película. No me he leído ningún libro de John Green ni he visto la taquillera “Bajo la misma estrella”, a pesar de que me recomendaron tanto la experiencia literaria como la cinematográfica. Me dejé llevar por un primer instinto chirriante y decidí que, probablemente, no me gustaría. Y, si “Bajo la misma estrella” se parece a la película que estoy a punto de criticar, debo decir que hice muy bien al no verla.

“Ciudades de papel” no es una tortura. Para nada. No es, en ningún momento, dolorosa de ver. Bueno, no muy dolorosa. Pero su mayor problema es el que tienen muchas de estas películas pseudo-indies (que de indies no tienen absolutamente nada) que creen estar repartiendo mensajes muy innovadores y que creen estar trabajadas con un estilo propio: no aporta nada. Absolutamente nada. Contiene millones de clichés agotadores, diálogos que, lejos de llevarme a la reflexión, me abruman por su pretenciosidad, y una historia que, a pesar de tomar direcciones que no esperaba desde un principio, no llega a sorprender, al menos no de forma satisfactoria.

¿Cuál es la historia? Niño conoce a niña, niño se enamora de ella, niña ignora al niño, niño crece enamorado de ella y, de pronto, chica que lleva sin hacerle caso durante toda la adolescencia, le obliga a pasar una noche “fantástica” (nótesen, por favor, las comillas) con ella, haciendo gamberradas e incluso cometiendo crímenes que, realmente, no juegan ningún papel en el resto del metraje. Luego ella desaparece y él empieza a encontrar pistas que le ha dejado ella para dar con su paradero. Y ahí comienza una aventura del protagonista (Nat Wolff) junto a sus dos mejores amigos para encontrar a la chica (Cara Delevingne). Bien, creo que no he desvelado nada crucial.

Pero viendo esa sinopsis, ya puedo remarcar uno de los errores que comete la película. Yo, como espectador, no sabía muy bien qué tipo de historia estaba viendo. ¿Una historia de amor? ¿Una historia de misterio? ¿Una road trip movie? Hm… probablemente ninguna. No es que no me gusten las historias que prueben caminos variopintos y busquen algo nuevo, algún guión que no siga las estructuras ya contaminadas por Hollywood, pero este largometraje no termina de ser nada. No busca ser una historia distinta con esquemas propios, sino que se nutre de esquemas ya vistos miles de veces por otras películas, mezclándolos y acabando por hacer un popurrí bastante poco interesante. Tenemos a los personajes arquetípicos: el chico bueno y enamoradizo, su amigo el “gracioso”, su otro amigo el inteligente, la chica alternativa que no sigue ningún esquema porque es superguay y diferente y habla como una adulta y bla, bla, bla. No hay muchos más personajes, y no miento al decir que ninguno es interesante, mucho menos capaz de hacer que nos identifiquemos. Creo que la película se esfuerza por meter tantos elementos que al final no profundiza en absolutamente ninguno, por lo que realmente no acaba llegando nada al espectador. Un gran tema de la película es la amistad y el sentido del “viaje” como desarrollo, pero no hay prácticamente escenas que fortifiquen estos mensajes. Parece que el director, Jake Schreier, quería concentrarse más en momentos de humor muy poco eficientes y en meter toda la música posible para que la banda sonora pueda venderse como oro.

Y es que, en el fondo, uno no deja de ver estas películas para adolescentes como lo que son, productos. Productos destinados a alimentarse de millones de espectadores jóvenes que, por desgracia, no exigen lo que se merecen. Pero incluso productos evidentes pueden llegar a ser películas muy, muy decentes que deberían ser vistos; un ejemplo que se me viene a la mente es “Las Ventajas de ser un Marginado” (2013). Por el contrario, “Ciudades de papel” no se esfuerza por destacar, creyendo al mismo tiempo que es una película muy especial. Pobrecilla.

Bueno, aparte de eso, destacaría una actuación bastante pobre del protagonista y, como ya he mencionado, la falta de humor a pesar de los numerosos intentos. ¿Algo bueno? He aprendido la lección: alejarme de uno de los escritores más leídos del momento, el famoso John Green. ¿Alguna otra cosa buena? No es “50 Sombras de Grey”.

Sinceramente, no recomiendo esta cinta a nadie… Quizás a chavales de 12 o 13 años que quieran sentir que están viendo una película con contenido maduro, porque hablan un par de veces de sexo y creo que hay dos o tres conversaciones con palabrotas. ¡Fenómeno!

Título original Paper Towns
Calificación de IMDb 6.3 80.863 votos
Calificación de TMDb 6.1 2608 votos

Títulos similares