Mustang

Mustang

Sus espíritus nunca se romperán. Jun. 17, 2015 QA. FR. DE. TR. 97 Min.
Tu voto: 0
8 8 votos
¿Sucedió algo?

Video trailer

Sinopsis

En un pequeño pueblo, al norte de Turquía, cinco hermanas huérfanas de edades comprendidas entre los 12 y los 16 años pasan el verano en un jardín paradisíaco de risas y juegos inocentes sobre las olas del Mar Negro con los chicos de la escuela. Sin embargo, la condición de la mujer en el país no tardará en provocar rumores de inmoralidad y escándalo de las jóvenes, así que sus familiares, a través de la abuela y el tío, deciden hacerse cargo del asunto; esto es, prepararlas y precipitarlas hacia su destino de futuras esposas. Mustang

Critica:

Cada vez más y más vemos cómo aparecen películas que su objetivo es retratar la realidad social en la que se encuentra un país. Algunos directores tienen más suerte que otros y consiguen realizar la película con total libertad a la hora de mostrar las injusticias. Otros, sin embargo, tienen que recurrir a mecanismos ingeniosos para que su trabajo se salte la censura y pueda ser estrenado, aunque sea, fuera de sus fronteras. Este es el caso, por ejemplo del iraní Jafar Panahi, que, por querer contar las absurdas leyes que impone su Gobierno, ha sido condenado a no poder salir de su tierra natal, haciendo de su casa una cárcel. Deniz Gamze Ergüven, sin embargo, es turca pero desde la adolescencia vive en París. A pesar de ello, y como condición de ser mujer, ha visto la necesidad de dar a conocer la situación en la que se encuentran todas solo por el mero hecho de no ser hombres. Una injusticia que ya el propio iraní retrató en Offside (Fuera de juego) y que va a tener varios elementos en común con Mustang. A parte de haberse lleavdo la ovación de la mayor parte de los festivales de todo el mundo, recibió también el Premio Lux, que lo otorga todos los años ni mas ni menos que el Parlamento Europeo. El presidente de la cámara, Martin Schulz, aprovechó la ceremonia para lanzar un mensaje en contra de lo que preocupa actualmente: “Tenemos que defender nuestra diversidad, ahora que la barbarie y los enemigos del pluralismo luchan para destruir nuestra cultura”.

Las clases han terminado y con ello se da la bienvenida al verano. Entre la tristeza derivada de la despedida de una profesora que se muda y la alegría del comienzo de las vacaciones, las cinco hermanas y sus amigos marchan hacia la playa para pasa un rato agradable antes de volver a sus casas. Se bañan, se ríen, juegan con otros chicos y se divierten sin pensar en nada más. Hacen lo que unos adolescentes deben hacer. O eso es en la teoría porque esa tarde marcará un punto de inflexión en sus vidas. Será el último día donde disfruten de esa etapa tan bonita como es la infancia. Una vecina ha visto cómo se subían a hombros de unos jóvenes, viéndose obligada a informar a su abuela por ese hecho tan obsceno. Esta última y su hijo -el tío de ellas- decide castigarlas duramente prohibiéndolas salir de la casa durante todo el verano. Así pues, su propio domicilio se convierte en una prisión en las que unas rejas puestas adrede las separa de la libertad. También, para evitar posibles actos impuros, deciden esconder todos los objetos que puedan pervertir las mentes de las niñas. Ordenadores, peines, maquillaje, teléfono, son algunas de las cosas que ya no podrán usar. Junto a eso, no falta la prueba de la virginidad que deben hacerse. Llegar pura al matrimonio es sagrado para ellos. Ya no les queda nada salvo que asistir a clases particulares de cocina y limpiar la casa, mientras que su familia decide cuándo deben casarse con un joven al que ni siquiera conocen.

La película está contada desde el punto de vista (y la voz en off) de la más joven (12 años), Lale, que verá cómo cada una de sus hermanas van desapareciendo de su vida al tener que aceptar los matrimonios impuestos por las familias. Aun es muy pequeña para entender el porqué esa falta de libertades, pero es la que guiará la rebeldía contra esas restricciones. Ahí queda su gran empeño por convencer a sus hermanas de ir a ver un partido de fútbol, sabiendo que su padre no le deja ir por, según él, ser demasiado violento para una mujer. Esta parte recuerda mucho a la película Offside (Fuera de juego), de Jafar Panahi. La diferencia es que en Irán es el propio Gobierno quien no permite ir, mientras que en Turquía son las familias, aunque por ley las mujeres puedan acceder a un estadio. Los intentos por escapar irán en aumento y harán todo tipo de artimañas con el de fin de escaquearse unas horas de la casa. Sobre todo las mayores, a las que este encarcelamiento ha hecho que se alejen de sus respectivos novios, que no renunciar a ellos, puesto que tendrán encuentros a escondidas y mantendrán relaciones sexuales; a pesar de que ello signifique hacer el amor “por detrás” para birlar la ley de castidad que las obliga a ser vírgenes hasta el matrimonio. Las abuelas y las tías se darán cuenta con el tiempo de las escapadas de las niñas, pero aquí se pondrá de relieve la importancia de los lazos familiares y hará que unas personas que desempeñan a rajatabla su papel en la sociedad, criticando a las que no lo hacen, sean capaces de esconder los escándalos de las jóvenes.

Título original Mustang
Calificación de IMDb 7,7 24.338 votos
Calificación de TMDb 8 328 votos

Títulos similares