Enganchados a la muerte

Enganchados a la muerte

No sabes lo que es morir hasta que mueres Sep. 28, 2017
Tu voto: 2
8.8 30 votos
¿Sucedió algo?

Video trailer

Sinopsis

Un grupo de jóvenes estudiantes de medicina llevan a cabo un experimento que implica una muerte provocada para investigar el más allá y una posterior resucitación. Pero las cosas empiezan a ir mal, ya que no es fácil engañar a la muerte. Enganchados a la muerte

Critica:

Vistas ambas versiones de ‘Línea Mortal’, 1990 y 2017, no se puede negar que son un díptico de lo más curioso.
Quizá por accidente o intencionadamente, las dos envuelven a un agradecido grupo de diferentes jóvenes, en esa edad en la que tienen todo por demostrar, y desgranan sus anhelos y terrores generacionales, que como no podía ser de otra manera han cambiado mucho en casi dos décadas.

‘Enganchados a la Muerte’, tristísimo título español, no se diferencia demasiado de su predecesora en historia, pero lo más interesante está en sus sutilezas.
A la angustia de generación perdida tras el ‘baby-boom’ le sustituye el alto grado de frustración académica en la carrera de Medicina, la deriva de estudiar algo sólo porque tus padres te han dicho que lo hagas o clases maratonianas donde cada fallo se castiga con la más directa humillación.
Courtney, Jamie, Sophia, Marlo y Ray no son necesariamente malos estudiantes, pero el ambiente en el que viven les prepara para vivir el fracaso como algo inevitable, y a la vez inaceptable.

Sus posteriores saltos al más allá adquieren entonces un matiz distinto al original, en el que más que delimitar un posible descubrimiento científico lo que buscan es liberarse de sus asfixiantes exigencias: no es de extrañar que sueñen con elevarse más allá de los tejados, con una ciudad vacía que les llama a recorrerla en moto, o con otras tantas representaciones de una expansiva realidad que se les está escapando por vivir dentro de las paredes de su facultad.
Por supuesto, no pasa demasiado tiempo hasta que, tras una etapa desenfrenada de total liberación mental y sensorial, algo parece haber pasado desde el otro lado con ellos, manifestándose en forma de pequeños detalles fuera de foco al principio, e inquietantes visiones más tarde.
La novedad si acaso es que esta vez hay una persona del grupo, Ray, que elige quedarse al margen del experimento, visiblemente asombrado de sus efectos pero razonablemente acobardado por el proceso (en este tecnológico 2017 hay más esfuerzo y trauma a la hora de resucitar a alguien que en aquel fantacientífico 1990).

Tal vez lo más triste de esta nueva versión sea que, durante un breve espacio de tiempo, se le abre la ventana de conectarse con la anterior, para poder trazar un retrato de generaciones más completo, quizá apuntar que cada nueva remesa está condenada a repetir los errores de la anterior… y se pasa completamente de ello. (*)
Los jóvenes son impulsivos e inconscientes, y siempre harán las mismas cosas: cada generación repite los errores de la anterior, pero para mal.

Alguna que otra interesante diferencia queda, como el hecho de que los fantasmas que acosan a los protagonistas parecen tremendos errores leves que pueden empañar una prometedora carrera (al contrario que los sencillos traumas de la anterior) y es muy inteligente enfocarlos así habiendo señalado al principio que los jóvenes hoy en día sólo quieren vivir al máximo, sin responsabilidades o consecuencias que afrontar, más cuando competir con otros obliga a tener una trayectoria impoluta y libre de fallos.
Pero eso sólo son nimios detalles de una historia que, como hiciera su predecesora, se pierde en chorradillas efectistas y al final no tiene mucho más que contar.

Y eso que esta vez había oportunidad de ir más allá, cojona.

Título original Flatliners
Calificación de IMDb 5.0 7.545 votos

Títulos similares