Top Peliculas

Amores asesinos
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 5,6
Género:

Drama/ Romance/ Thriller

País: USA
Duración: 104 min.
Año: 2013
Director: John Krokidas
Reparto:
Daniel Radcliffe, Dane DeHaan, Michael C. Hall, Ben Foster, David Cross, Jennifer Jason Leigh, Elizabeth Olsen, John Cullum, Kyra Sedgwick, Jack Huston, David Rasche
Castellano Trailer
loading...

Amores asesinos

Kill Your Darlings

Nueva York, años 40. Allen Ginsberg acaba de ingresar en la universidad de Columbia. Allí conocerá a Lucien Carr, quien lo adentrará en el submundo de la poesía y la literatura revolucionaria, formando conjunto con Jack Kerouac y William Burroughs entre otros. Su pasión por cambiar las normas y los sentimientos internos cobrará tanta fuerza que llegarán a estar involucrados en una trama de asesinato. Amores asesinos

Critica:

Tras ver “Kill Your Darlings” imaginé que mientras sólo era poco más que un boceto debió producirse una conversación similar a ésta:

-Quiero que hagas una película sobre la Generación Beat para un público muy amplio -suelta el productor.
-Pero es que la Generación Beat no se dirigía a un público muy amplio -le responde el director.
-Pues ya sabes que tu misión va a ser complicada.

Algunos pensadores por los que siento un gran respeto aseguran que, viendo como está el panorama cultural e intelectual, una película de cierto presupuesto que llega a millones de espectadores debería tener la obligación de “educar” y “enseñar” a pesar de que su objetivo principal sea el de “generar ganancias”. Como la mayoría de gente que va al cine o ve una película en su casa lo hace por puro entretenimiento con ánimo de desconectar de la rutina, sumado al hecho de que en muchas ocasiones carece de la “base” necesaria para entender esto y lo otro, se muestran bastante partidarios de “tratar temas complejos de una manera sencilla”.

Yo, francamente, no tengo muy claro qué opino al respecto. Visionando filmes como “Kill Your Darlings” me doy cuenta de ello.

Por un lado, es evidente que la elección de Daniel Radcliffe, más conocido como Harry Potter, así como su liviano acabado comercial pueden despertar la curiosidad de una proporción considerable del público hacia la “Generación Beat” y lo que supuso para su tiempo y las generaciones posteriores. Por otro lado, yo, que sé bastante sobre el tema, me quedo un poco con la sensación de que no se profundiza demasiado en ciertos asuntos y el contenido acaba siendo un tanto opaco. Resumiendo: para quien no sepa algo sobre Kerouac y compañía puede resultar interesante e incluso reveladora. Para quien sí, le encontrará su aquél en otros aspectos. Por ejemplo, la caracterización de personajes. Es una auténtica pasada. En algunos momentos tenía la sensación de estar viendo a los protagonistas reales de todo aquello. Claro que esto tampoco funcionaría si los actores no lo hiciesen bien. Algunos simplemente lo bordan.

Para rizar el rizo y que el espectador actual encuentre un punto “combativo” de referencia, de moda, se sobredimensiona todo lo relacionado con la homosexualidad. Y se hace creando un curioso paralelismo entre el miedo académico por las posibles represalias a mostrar un arte revolucionario y el temor al qué dirán y qué me harán si salgo del armario. En el filme se resuelve con la idea de que si la poesía es una fuerza “interior” imparable e incontrolable, los instintos sexuales son más de lo mismo. Simple, trillado, pero efectivo. Todo el mundo es capaz de comprenderlo. “Tratar temas complejos de una manera sencilla”.

Ahora bien, la escena del robo a la biblioteca es simplemente ridícula. El personaje de Kerouac sobra completamente y podría haberse omitido. El de Burroughs es casi un pegote: un gracioso “viejecito” drogadicto. Se nos introduce en el opresivo e institucionalizado mundo de la Universidad, pero no se ahonda en el ambiente libertario por el que se movían Ginsberg y sus amigos. Etcétera.

En conclusión, “Kill Your Darlings” funciona como una bonita y entretenida introducción a un movimiento literario que al menos yo considero interesante. Especialmente si se tiene entre quince y veinte años. Sinceramente, prefiero que se trate la vida de sus autores a que se hagan traslaciones de las letras a la gran pantalla de las obras que produjeron. Por ejemplo, “On the road” de Walter Salles me pareció bastante floja porque se alejaba del tono original de la novela en pos de algo “hipster” e infinitamente más aburrido. Los de la Generación Beat, aunque en ocasiones no lo parezca, hacían un gran uso de los recursos literarios. Recursos que muchas veces son imposibles de traducir a otros medios.


¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"