Ocho apellidos catalanes

Ocho apellidos catalanes

Nov. 20, 2015 Spain 99 Min.
Tu voto: 0
8.9 9 votos
¿Sucedió algo?

Video trailer

Sinopsis

Las alarmas de Koldo se encienden cuando se entera de que su hija Amaia, tras romper con Rafa, se ha enamorado del catalán Pau y, ante tal “sacrilegio”, cruza la frontera de Euskadi y pone rumbo a Sevilla para convencer a Rafa de que deben viajar a Cataluña al precio que sea. El objetivo es rescatarla de los brazos del joven y de su entorno. Ocho apellidos catalanes

Critica:

Emilio García Ranz / ASTORGA.- Hay que reconocer (y cualquier crítico de cine lo renococerá) que la primera parte de esta secuela –«8 apellidos vascos»–, era una película regularcilla. Pero la historia de amor entre el andaluz y la vasca, los contrastes de culturas de ambas periferias, los guiones tipo ‘Vaya Semanita’ (programa de humor del País vasco que mete en una misma familia a un hijo borroka y un ertzaina), es decir, historias de contrastes radicales mezclada con tópicos, nos hizo reir, y triunfó entre el gran público llenando las salas como nunca se había visto en la historia (reciente) del cine español. Sin embargo he de reconocer que la secuela «8 apellidos catalanes» es, sin más MALA.

La historia resulta ya un tanto forzada desde el principio llevando el extremo desde Andalucía a Cataluña con una novia que se ha separado de Rafa y que está a punto de casarse con un catalán (Berto Romero) que quiere dar a su madre (Rosa María Sardá) una boda en una presunta República catalana independiente. Pero a esta secuela le falta todo: le falta la música (me enganchó la banda sonora de la primera); le falta el ritmo; le falta guión… es más, parece un batiburrillo de cosas mal pegadas… porque los actores, a parte de ser los mismos protagonistas (Karra Elejalde, Dani Romira, Carmen Machi y Clara Lago) a los que se suman dos grandes humoristas (Sardá y Berto Romero) hacen un gran papel… Pero de donde no hay, no se puede sacar.

Sin duda, arrastrada por la buena fama de la primera, el primer fin de semana se llenarán los cines (el Velasco, de Astorga, hoy estaba lleno como nunca lo había visto), pero estoy seguro que de que se corra la voz –ya la gente opinaba en la misma sala al finalizar la película–, nadie irá a verla, y me atrevo a aventurar que desaparecerá de los cines tras un paso sin pena ni gloria… a no ser que como yo sea vasco me gustasen los chistes de la peli de vascos, porque los vascos sabemos reirnos de nosotros mismos, y no entienda los chistes que hacen con catalanes.

El mejor momento, para mí, al principio, cuando Karra Elejalde aparece por Sevilla navegando por el Guadalquivir en su barco… luego decae estrepitosamente. Sólo al final sube un poco… pero poco.

A parte, una cosa que ODIO en el cine, es que NOS ENGAÑEN, NOS TIMEN a los espectadores con el tráiler, haciéndonos creer cosas que no suceden ni van a suceder en el film, concatenando momentos que el guionista cree buenos: no hay Cataluña independiente en la película como se da a entender… en fin, se da a entender muchas cosas con lo que el espectador cree que va a ver algo bueno y se encuentra con algo peor, y se decepciona.

Título original Ocho apellidos catalanes
Calificación de IMDb 5.2 3,853 votos
Calificación de TMDb 5.4 108 votos

Títulos similares