El nacimiento de una nación

El nacimiento de una nación

Basado en una historia real acerca de la búsqueda de la libertad. Sep. 09, 2016 US. 120 Min.
Tu voto: 0
7 1 voto
¿Sucedió algo?

Video trailer

Director

Nate Parker
Director

Reparto

Nate Parker isNat Turner
Nat Turner
Armie Hammer isSamuel Turner
Samuel Turner
Jackie Earle Haley isRaymond Cobb
Raymond Cobb
Penelope Ann Miller isElizabeth Turner
Elizabeth Turner
Mark Boone Junior isReverend Zalthall
Reverend Zalthall
Aunjanue Ellis isNancy Turner
Nancy Turner
Dwight Henry isIsaac Turner
Isaac Turner
Esther Scott isBridget Turner
Bridget Turner

Sinopsis

Ambientada en Virginia, en 1831, treinta años antes del estallido de la Guerra de Secesión y basada en sucesos reales, narra la historia de Nat Turner (Nate Parker), un instruido esclavo y predicador cuyo propietario Samuel Turner (Armie Hammer), que atraviesa por dificultades económicas, acepta una oferta para utilizar a Nat para someter a esclavos rebeldes. A medida que va siendo testigo de innumerables atrocidades -de las que son víctimas él mismo, su esposa Cherry (Aja Naomi King) y sus compañeros de esclavitud-, Nat liderará una rebelión contra la esclavitud con la esperanza de llevar a su pueblo a la libertad. El nacimiento de una nación

Critica:

Una de las películas más famosas de la historia del cine mudo, dirigida por el director D.W. Griffith, en el año 1915, lleva el mismo título, pero, mientras este clásico, es un vehículo propagandístico, debido a los miedos raciales existentes en su momento, para presentar al Ku Klux Klan como una organización heroica, cuya intención es ayudar y proteger a los blancos de las supuestas amenazas del hombre negro, la película escrita, dirigida, y protagonizada por Nate Parker, no rehace ni es una secuela de la de Griffith, pero si presenta una historia, aunque diferente, de racismo y atrocidades que tuvieron lugar en la época de la esclavitud, a través de la trágica historia, basada en hechos reales, de Nat Turner y su corta rebelión que tuvo lugar en 1831.

Basada en una historia real, la película narra la vida del esclavo Nat Turner (Nate Parker) desde la infancia hasta sus días de predicador adulto. A pesar de que no se sabe mucho de su vida, Parker crea un completo y convincente retrato del personaje utilizando los pocos datos disponibles. Sabemos que de niño aprende a leer y escribir y dedica gran parte de su tiempo al estudio de la biblia, a menudo veía visiones religiosas, y también de adulto se convierte en predicador para la comunidad de esclavos del condado de Southampton. En la película, el amigo de la infancia de Nat, Samuel Turner (Armie Hammer), ahora de adulto convertido en su amo, comienza a sufrir dificultades económicas y persuadido por otros propietarios de plantaciones, vende los servicios de Nat como predicador para mantener a otros esclavos indisciplinados bajo control. Ser testigo en sus viajes, de innumerables atrocidades y humillaciones, a las que son sometidos los hombres negros, además de sufrir personalmente un terrible suceso cometido a su mujer, provocará la reacción de Turner para liderar una rebelión cuyo objetivo es conseguir la libertad de su pueblo.

Aunque apenas existe información de la rebelión que lideró Turner, lo que ha fomentado la imaginación de mucha gente desde entonces, se pueden sacar algunas conclusiones por escritos encontrados de la época, en los que el propio protagonista narraba lo ocurrido sobre aquellos dos días que duró la revuelta mientras permanecía en la cárcel a la espera de ser ejecutado. Según los historiadores, la revuelta se basa en la orden divina que sintió el propio Turner, para realizar una cruzada con la que exterminar a todas las personas de raza blanca de la región. Esa rebelión se utilizó posteriormente, para justificar una serie de nuevas leyes, incluso más duras, dirigidas contra los negros.

Este episodio histórico ha inspirado en Estados Unidos numerosas obras de arte, música, cine y literatura, como la intensa y polémica novela de 1967 de William Styron, Las Confesiones de Nat Turner, que obtuvo el Premio Pulitzer en 1968, editado en España por Belacqua, o el encantador documental, Nat Turner: A Troublesome Property (2003), del director Charles Burnett donde se nos cuenta las diferentes maneras en la que la rebelión de Turner ha sido retratada e interpretada a través de los años.

Tras su éxito en el Festival de Sundance, con el mérito de poner de acuerdo tanto a crítica especializada como a público al obtener ambos premios, el Premio de Mejor Película y del Público, El Nacimiento de una Nación consiguió un contrato de distribución de 17,5 millones de dólares con Fox Searchlight, algo insólito en el mundo del cine independiente. Al tiempo que la película ha estado envuelta en polémica durante su distribución, debido a unos graves hechos ocurridos hace 17 años en la vida privada de Nate Parker que vuelven a salir ahora a flote: unas acusaciones de violación por las que fue absuelto en su día por un tribunal. La historia ya se conocía pero vuelve a ser de actualidad, por un dato nuevo publicado en la revista Variety, en donde se informa del suicidio de la víctima hace más de 4 años, hechos que el director ha manifestado no conocer. Algunos medios y sectores de la sociedad americana han hecho algún tipo de paralelismos, entre este suceso ocurrido en el terreno privado con escenas de contenido fuerte y violento filmadas a lo largo de la película. En mi opinión, un grave error para aquellos que no saben distinguir o diferenciar la esfera creativa de la personal.

Controversias aparte, Nat Parker está magnífico en su interpretación de Nat Turner, se nota que se ha preparado y estudiado al milímetro su papel, dotándolo de una gran fuerza y pasión. Parker pinta un retrato muy diferente de uno de los personajes más incomprendidos de la historia de Estados Unidos. El personaje está muy bien desarrollado, vemos toda su evolución desde la infancia hasta la edad adulta y como las experiencias en la última fase de su vida le obligan a rebelarse, sin embargo considero que la película se centra demasiado en Turner, hasta el punto que las cosas y circunstancias de su alrededor se describen de forma bastante difusa y como de pasada, siendo tan o más importantes. Por tal motivo, por ejemplo, no sabemos con exactitud las circunstancias que están causando la rebelión.

A mi juicio pasa demasiado tiempo hasta llegar a la rebelión, entiendo la necesidad de Parker en explicar el proceso previo al levantamiento, pero creo, que existe un exceso de momentos repletos de primeros planos y monólogos, perfectamente evitables, que rompen el ritmo de la película antes de llegar al clímax de la batalla final. La rebelión de los esclavos en la que se basa la película, duró dos días, sin embargo cuando llega el esperado momento, apenas dura casi nada en pantalla, tan solo el último cuarto de la película. El desenlace no deja tiempo para el encarcelamiento de Parker o las secuelas causadas por sus acciones. Pese al punto vanidoso de su director, estamos ante una gran película, con imágenes muy poderosas, impactantes, inquietantes y visualmente precisas que a muchos les dejará huella.

Título original The Birth of a Nation
Calificación de IMDb 6.4 16.957 votos
Calificación de TMDb 6.5 258 votos

Títulos similares