Ágora

Ágora

Alejandría, Egipto. 391 d.C. El mundo cambió para siempre. May. 17, 2009 Spain 126 Min. R
Tu voto: 0
9 14 votos
¿Sucedió algo?

Video trailer

Sinopsis

En el siglo IV, Egipto era una provincia del Imperio Romano. Su ciudad más emblemática, Alejandría, se había convertido en el último baluarte de un mundo en crisis, confuso y violento. En el año 391, las revueltas callejeras alcanzaron una de sus instituciones más legendarias: la biblioteca. Atrapada tras sus muros, la brillante astrónoma Hypatia, filósofa y atea, lucha por salvar la sabiduría del mundo antiguo, sin percibir que su joven esclavo, Davo, se debate entre el amor que le profesa en secreto y la libertad que podría alcanzar uniéndose al imparable ascenso del cristianismo. Ágora

Critica:

Acabo de ver Ágora y he de decir que me ha gustado bastante, aunque no es ninguna maravilla del séptimo arte. También admito que Amenábar ha querido mostrar un film demasiado grandioso y se le ha ido un poco de las manos. Es mejorable, claro que sí, pero tiene elementos que la hacen digna de ser vista.

A su favor tenemos la historia: Ágora no es sólo la historia de Hypatia, sino de toda la ciudad de Alejandría durante los turbulentos años que siguieron a la implantación de la religión cristiana por parte del emperador Teodosio, la decadencia de la ciencia y la libertad de expresión frente al fundamentalismo que imponen los cristianos. Aunque, si bien es cierto que los cristianos son, en cierto sentido, los “malos” de la película, también se muestra que ayudan a los pobres y a los necesitados, cosa que no hacían los avanzados y cultos romanos.

Luego tenemos la espectacular ambientación histórica de la ciudad: cada detalle de cómo vivían tres culturas, cristiana, romana y judía, los templos romanos mezclados con los edificios egipcios, todo está bien montado. Una cosa que me sorprendió del rigor histórico es que las estatuas y los bustos aparecen, en su mayoría, policromados (que era como estaban en la antigüedad. Para alguien que estudia arte y es fanática de la Historia, eso es casi un regalo a la vista). Además, el pésimo estado que muestra la biblioteca después de su toma y posterior conversión en iglesia es verdadero: las imágenes paganas fueron borradas y sustituidas, los escritos quemados, en fin, lo que hace la intolerancia.

En su contra están algunos planos que no sé a santo de qué vienen y escenas que parecen hechas por aficionados. Por ejemplo, el plano aéreo de la toma de la biblioteca, donde se ve (a cámara rápida, lo cual es la recoña en bicicleta porque los cristianos parecen hormiguitas) a los cristianos destruir el edificio parece la toma de unos niños de primaria saliendo del colegio un viernes por la tarde. ¿Dónde estaba Amenábar mientras se rodaba, en el váter? Otra son los planos de la ciudad, plagados de efectos especiales y retocados tanto que parecía que estuviera jugando al Imperium.

En resumen, Ágora no es una maravilla ni un clasicazo, pero sí una buena película digna de ver. Cierto es que Amenábar podía haberlo hecho mucho mejor, de eso no ha duda, pero puedo asegurar que tiene más virtudes que defectos.

Título original Agora
Calificación de IMDb 7.2 55,731 votos
Calificación de TMDb 6.9 344 votos

Títulos similares