Top Peliculas

A todo gas: Tokyo Race (A todo gas 3)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 4,7
Género:

Action/ Thriller

País: USA
Duración: 104 min
Año: 2006
Director: Justin Lin
Reparto:
Lucas Black, Damien Marzette, Nathalie Kelley, Brian Tee, Sung Kang, Bow Wow, Trula M. Marcus, Zachery Ty Bryan, Amber Stevens, Kaila Yu, Aiko Tanaka, Nikki Griffin, Brian Goodman, Vin Diesel
Castellano Trailer
loading...

A todo gas: Tokyo Race (A todo gas 3)

The Fast and the Furious: Tokyo Drift

Shaun Boswell es un chico que no acaba de encajar en ningún grupo. En el instituto es un solitario, su única conexión con el mundo de indiferencia que le rodea es a través de las carreras ilegales, lo que no le ha convertido en el chico favorito de la policía. Cuando amenazan con encarcelarle, le mandan fuera del país a pasar una temporada con su tío, un militar destinado en Japón, que vive en un diminuto piso en un barrio barato de Tokio. En el país donde nacieron la mayoría de los coches modificados, las simples carreras en la calle principal han sido sustituidas por el último reto automovilístico que desafía la gravedad, las carreras de “drift” (arrastre), una peligrosa mezcla de velocidad en pistas con curvas muy cerradas y en zigzag. En su primera incursión en el salvaje mundo de las carreras de “drift”, Shaun acepta ingenuamente conducir un D.K, el Rey del Drift, que pertenece a los Yakuza, la mafia japonesa. Para pagar su deuda, no tiene más remedio que codearse con el hampa de Tokio y jugarse la vida.

A todo gas: Tokyo Race (A todo gas 3)

Con ‘A todo gas: Tokyo Race (A todo gas 3)’ el director Justin Lin tomó las riendas de la saga cambiando de actores protagonistas y trasladando la acción a Tokyo. La historia, curiosamente, se sitúa después de todas las películas de la saga, incluidas la cuarta y quinta entrega. La fórmula es más o menos la misma que las dos anteriores y las dos ulteriores y no aporta absolutamente nada, salvo que sus responsables intentan construir una especie de western moderno en el que, como es evidente, los coches sustituyen a los caballos y el asfalto a la arena del desierto. La idea queda en eso, en una simple idea, ¿se podía pedir algo más? La verdad es que no. La película de Lin responde a lo que los seguidores de las anteriores películas podían esperar: más músculo, más pechos y más acción. Y los intentos de darle de un sentido metacinematográfico lo dejamos de lado porque se trata de un simple…


¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"