Tercer grado

Tercer grado

Jan. 31, 2015 ES. 80 Min.
Tu voto: 0
8.7 7 votos
¿Sucedió algo?

Video trailer

Sinopsis

En su primer fin de semana de permiso después de 5 años en prisión, Mark Rodríguez es testigo de un atraco a un furgón blindado. La situación critica de su hermano y el peso del remordimiento le empujarán a tomar medidas desesperadas. Su única ayuda será una joven y sexy stripper que conoció la noche anterior. Tercer grado

Critica:

El cine de “persecuciones” siempre ha estado repleto de acción, muchas veces hasta con situaciones cargantes que secundan todavía más acción, la cual normalmente es de género irreal.

El realizar un acto sinsentido es del género fácil, repetir mucha acción con personajes vacíos y sin ningún desarrollo, simplemente valiéndose de que entretenga y no haga pensar al espectador. Este tipo de cine solo funciona con determinadas sagas, y el por qué tiene una fácil respuesta: ya se ha explicado anteriormente. Una saga archiconocida por todos donde surte efecto es “Fast & Furious”, que ya va por la séptima entrega y consigue entretener con las sobradas que se marca, pero todos los seguidores conocen a Toretto, cómo es, su familia y sus amigos. Opuesto a esta linealidad nos encontramos con el tipo de cine desarrollado, pero que emplea como recursos los coches y la acción, y es donde englobaría la película que incumbe: Tercer Grado. Porque aquí hay presentación, nudo y desenlace. Bien es cierto que puede gustar o no, puede tener fallos y recursos inverosímiles, pero todo un sentido. Podrá aburrir a algunos y causar incomprensión en determinadas escenas, pero el simple atrevimiento ya merece cierta distinción.

En su primer fin de semana fuera de prisión, Mark (Jesús Lloveras) es testigo del atraco de un furgón blindado con más de medio millón de euros. En un intento desesperado por salvar su situación económica y familiar decide perseguir a los atracadores para hacerse él con el dinero, donde su única ayuda será Mia (Sara Casasnovas), una stripper que conoció la noche anterior. Geoffrey Cowper, hasta ahora enfrascado en el género cortometraje, dirige una obra sosegada sobre la desesperación personal, para la cual se envuelve en situaciones de acción algo precipitadas propiciadas por los ochenta minutos de duración. Un atraco con cierto recuerdo a The Town: Ciudad de Ladrones que te engancha al observar cómo van desarrollándose los hechos y las diferentes subtramas (familiar, policial y persecutoria). Con un reparto demasiado limitado en las secuencias más difíciles pero que se distingue por cumplir y no desentonar en ningún momento, aunque algo de riesgo no le hubiera ido mal. El director se sabe ocultar en el ambiente de tensión generado, sin bailar en diferentes géneros y sabiendo muy bien lo que quiere contar, lo cual es uno de los grandes aciertos. Gracias al apretado presupuesto consigue lo que muchas películas millonarias buscan, y es el intentar parecer amateur para agrandarse. En este caso ya es amateur de por sí, con lo que juega en su liga y se desmarca de manera genial.

Aun así existe una losa que se ríe bastante del espectador que observa, y es el tremendo contraste entre las partes. El comienzo tranquilo y evolutivo no se asocia con ese final al más puro estilo Jungla de Cristal, un solo contra todos que llena de lástima el agradable crecimiento que venía observándose en Mark. Ello unido a los grandísimos topicazos que uno puede ver (no arranca el coche, disparos que no hacen nada, recuperaciones casi milagrosas, etc…) sacan a uno de la película. Un trabajo bien hecho que flojea en cuatro o cinco puntos importantes del género, puede que sea por el hecho de ser el primer largometraje o simplemente porque es así el director. Una obra interesante a la que quizá le faltan diez minutos para acabar de cerrarse de manera más positiva pero que, aun así, es recomendable para todo el mundo que quiera pasar un rato agradable. Cine de acción que se echa de menos en España.

Título original Tercer grado
Calificación de IMDb 7.5 67 votos
Calificación de TMDb 6 1 votos

Títulos similares